Breves

Actualidad y coyuntura.

Demanda potencial de educación de adultos

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires residen 420 mil personas de 21 años y más que no completaron la educación secundaria. Sólo 30 mil de ellas (el 7%) asiste a una escuela secundaria para jóvenes y adultos. Las 390 mil restantes no sólo no han podido finalizar el nivel educativo que es obligatorio en Argentina desde 2006, sino que tampoco están asistiendo a una escuela para jóvenes y adultos. Son destinatarios potenciales de esta modalidad educativa.

El Estado es el principal responsable de asegurar la oferta para cumplir con la obligatoriedad de la educación y también de desarrollar acciones para incrementar el acceso efectivo a estas escuelas por parte de las personas que no terminaron el nivel. Finalizar la secundaria no es sólo una cuestión de voluntad o interés individual; también es el resultado de la creación y desarrollo de ofertas educativas pertinentes y de calidad.

1. En CABA hay 484 mil personas de 16 años y más que no finalizaron la escuela secundaria y no asistieron a un establecimiento educativo en 2018. Abro hilo de tuits con datos para argumentar por qué no deben cerrarse escuelas en CABA. @Soledad_Acunia ‏@CheMendele



2. Las personas que no completaron la secundaria son potenciales estudiantes de las escuelas nocturnas o para jóvenes y adultos. Dentro de este grupo que no finalizó el secundario, hay 55 mil personas que tienen entre 16 y 29 años, una población joven que debe ser priorizada.



3. Debido a que el abandono de la secundaria se produce entre los 16 y los 18 años, la mayoría de estos jóvenes que no finalizaron, abandonaron la escuela en algún momento de la actual gestión de gobierno del partido de @mauriciomacri en CABA, iniciada en 2007.

4. Si en 2019 se lograra que la mitad de estos 55 mil jóvenes volvieran a estudiar, se duplicaría la cantidad de estudiantes de las escuelas para jóvenes y adultos en CABA que, en 2018, fueron sólo 29 mil.

5. Esto permitiría no sólo completar la "capacidad instalada" de las 180 escuelas secundarias para jóvenes y adultos de la Ciudad, sino que también requeriría crear varias escuelas más.

6. Asistir y completar la escuela secundaria es obligatorio desde 2002 en CABA y desde 2006 en todo el país. Los Estados, Nacional y de la Cuidad, son responsables de desarrollar todas las alternativas posibles para garantizar este derecho a las personas de todas las edades.

7. En lugar de cerrar ofertas educativas para jóvenes y adultos porque tienen pocos alumnos, se deberían enriquecer y mejorar la calidad de estas propuestas educativas, además de desarrollar una campaña de inscripción a la escuela secundaria para aquellos que no la finalizaron.